Jo Baer


Narrator: Para estas obras, Jo Baer tomó inspiración del paisaje de Irlanda, donde vivió entre finales de la década del setenta y comienzos de la década del ochenta. Las pintó años después de haber partido de allí, basándose en imágenes de la piedra de Hurlstone (que data del neolítico y se dice que fue arrojada allí por un gigante) y mapas del servicio estatal de cartografía, que delineaban cada rasgo del área circundante. Esta es la primera vez que las pinturas europeas de Baer se exhiben en los Estados Unidos, donde la artista es mucho más conocida por los cuadros decididamente abstractos que pintó a principios de la década de 1960. Para Baer, sin embargo, las pinturas ahora expuestas rompen con la idea de la abstracción pura o la figuración pura.

Jo Baer: No las considero figurativas. Pienso que son —atención, que se trata de una palabra muy de moda— las juzgo verdaderamente «liminares». Es decir, obras que existen entre lo figurativo y lo abstracto. Hago que diferentes estructuras dialoguen entre sí en sus espacios y cosas por el estilo. El contenido también importa, es decir, el significado. No querrías construir un significado que no está allí. Pero esto puede ser mucho más amplio. Cada uno puede contar su propia historia con estas pinturas, no es necesario que adopten la mía.

Estos cuadros no podrían haberse realizado sin una computadora, porque con una computadora es posible ubicar cosas en capas. De este modo, puede haber cosas opacas, cosas transparentes, y es posible entremezclarlas y crear transiciones. Me ha resultado mucho más fácil construir con una computadora que calcar líneas en papel vegetal sobre un gran escritorio, experimentando, observando, calcando de periódicos, libros y fotografías o cualquier otra cosa. ¿Para qué hacerlo cuando puedes simplemente conseguir una imagen digital, construida de la misma manera, pero teniendo mucho más control y más posibilidades? Una computadora permite todo tipo de sutilezas.

surreal landscape with stone monoliths

Jo Baer (b. 1929), Dusk (Bands and End-Points), 2012. Oil on canvas, 86 ⅝ x 118 ⅛ in. (220 x 300 cm). Collection of the artist; courtesy Galerie Barbara Thumm, Berlin. Photograph by Gert Jan van Rooij