Carmen Herrera: Lines of Sight

Solo en Inglès

Escuche los comentarios de la artista Carmen Herrera y Dana Miller, La antigua Curadora Familia Richard de Martini y Directora de la colección en El Whitney Museum of American Art y curadora de la exhibición, Carmen Herrera: Lines of Sight.

Carmen Herrera, Blanco y Verde, 1966–67

0:00

Dana Miller: En esta obra de 1966 a 1967, Herrera utiliza triángulos verdes para crear una composición simple o que aparenta ser simple. Si se observa con atención, se puede ver que los triángulos verdes rodean el borde inferior y el borde superior del lienzo. Ella piensa en esta obra como si se viera sobre una pared blanca. También piensa en esta obra casi como si fuera un objeto tridimensional, al pintar las partes superior e inferior de los lienzos. Es como si hubiera tomado un bloque rectangular y esculpido en él. Yo pienso que, en estas obras, uno empieza a sentir que Herrera hacía, al principio de su carrera, esculturas, lo cual fue así cuando vivía en La Habana; muchas de sus clases y capacitaciones eran sobre escultura y, además, estudió para ser arquitecta. Abandonó La Habana en 1939 después de haber estudiado un año de arquitectura en la universidad.

Narrador: Las nueve obras exhibidas en esta galería son de la serie de nueve pinturas Blanco y Verde de Herrera. Es necesario tomarse un momento para compararlas. Herrera dijo que esta serie era la más importante de su carrera.

Dana Miller: Para Herrera, esta es una combinación de colores particular y una organización de formas que a ella le resultaban atractivas. Era algo que le fascinaba. Dijo que la combinación de verde y blanco era como decir “sí” y “no”. Volvió a esto una y otra vez entre los años 1959 y 1971, cuando experimentó diferentes combinaciones de triángulos y diferentes combinaciones de rectángulos blancos. Es casi como si estuviera tomando mosaicos como un acolchador cuando tiene un estampado, y los rotara y los volviera a dar vueltas, convirtiéndolos en diferentes patrones geométricos hasta que encuentra el que mejor se ajusta a lo que ella quiere decir.

A white canvas with sharp green lines.

Dana Miller: En esta obra de 1966 a 1967, Herrera utiliza triángulos verdes para crear una composición simple o que aparenta ser simple. Si se observa con atención, se puede ver que los triángulos verdes rodean el borde inferior y el borde superior del lienzo. Ella piensa en esta obra como si se viera sobre una pared blanca. También piensa en esta obra casi como si fuera un objeto tridimensional, al pintar las partes superior e inferior de los lienzos. Es como si hubiera tomado un bloque rectangular y esculpido en él. Yo pienso que, en estas obras, uno empieza a sentir que Herrera hacía, al principio de su carrera, esculturas, lo cual fue así cuando vivía en La Habana; muchas de sus clases y capacitaciones eran sobre escultura y, además, estudió para ser arquitecta. Abandonó La Habana en 1939 después de haber estudiado un año de arquitectura en la universidad.

Narrador: Las nueve obras exhibidas en esta galería son de la serie de nueve pinturas Blanco y Verde de Herrera. Es necesario tomarse un momento para compararlas. Herrera dijo que esta serie era la más importante de su carrera.

Dana Miller: Para Herrera, esta es una combinación de colores particular y una organización de formas que a ella le resultaban atractivas. Era algo que le fascinaba. Dijo que la combinación de verde y blanco era como decir “sí” y “no”. Volvió a esto una y otra vez entre los años 1959 y 1971, cuando experimentó diferentes combinaciones de triángulos y diferentes combinaciones de rectángulos blancos. Es casi como si estuviera tomando mosaicos como un acolchador cuando tiene un estampado, y los rotara y los volviera a dar vueltas, convirtiéndolos en diferentes patrones geométricos hasta que encuentra el que mejor se ajusta a lo que ella quiere decir.


Carmen Herrera, Blanco y Verde, 1966–67. Acrylic on canvas, 40 × 70 in. (101.6 × 177.8 cm). Private collection. © Carmen Herrera; photograph by Ron Amstutz