The Whitney's Collection: Selections from 1900 to 1965

Solo en Inglès

Escucha a una variedad de artistas, curadores y académicos hablar sobre trabajos en la exhibición.

Man Ray, La Fortune, 1938

0:00

Narrador: Adam Weinberg es el director Alice Pratt Brown del Whitney Museum.

Adam Weinberg: En esta pintura de Man Ray, de 1938, una mesa de billar se extiende hacia el horizonte.  Por encima flotan nubes con los colores del arcoíris. Las imágenes no pueden explicarse de manera simple: se trata de un paisaje mental, un producto de la imaginación vívida del artista. El título, La Fortune, implica suerte y azar. Los juegos de azar aparecen a menudo en la obra de Man Ray. Al igual que otros artistas surrealistas, él consideraba que el proceso creativo es como un juego, que requiere de creatividad, inteligencia y un enfoque lúdico para resolver problemas.

Man Ray fue un artista estadounidense que pasó la mayor parte de su vida en Europa, donde fue una figura destacada del vanguardismo europeo. En 1940, justo antes de la ocupación nazi, se fue de París. Llegó a los Estados Unidos como parte de una afluencia masiva de artistas, escritores e intelectuales exiliados. Esta afluencia tuvo una enorme repercusión en la cultura estadounidense, y un efecto profundo y perdurable sobre su arte.

Narrador: Adam Weinberg es el director Alice Pratt Brown del Whitney Museum.

Adam Weinberg: En esta pintura de Man Ray, de 1938, una mesa de billar se extiende hacia el horizonte.  Por encima flotan nubes con los colores del arcoíris. Las imágenes no pueden explicarse de manera simple: se trata de un paisaje mental, un producto de la imaginación vívida del artista. El título, La Fortune, implica suerte y azar. Los juegos de azar aparecen a menudo en la obra de Man Ray. Al igual que otros artistas surrealistas, él consideraba que el proceso creativo es como un juego, que requiere de creatividad, inteligencia y un enfoque lúdico para resolver problemas.

Man Ray fue un artista estadounidense que pasó la mayor parte de su vida en Europa, donde fue una figura destacada del vanguardismo europeo. En 1940, justo antes de la ocupación nazi, se fue de París. Llegó a los Estados Unidos como parte de una afluencia masiva de artistas, escritores e intelectuales exiliados. Esta afluencia tuvo una enorme repercusión en la cultura estadounidense, y un efecto profundo y perdurable sobre su arte.


Man Ray, La Fortune, 1938. Oil on linen, 23 11/16 × 28 13/16 in. (60.2 × 73.2 cm). Whitney Museum of American Art, New York; purchase, with funds from the Simon Foundation, Inc. 72.129 © 2015 Man Ray Trust / Artists Rights Society (ARS), NY / ADAGP, Paris