Programmed: Rules, Codes, and Choreographies in Art, 1965–2018

Solo en Inglès

Jim Campbell, Ambiguous Icons #5 (Running, Falling), 2000

0:00

Narrador: En Iconos Ambiguos # 5 (Correr, Caerse), Jim Campbell utilizó luces de LED—diodo electroluminiscente—como si fueran píxeles para formar una imagen de baja resolución.

Jim Campbell: Ese era el experimento en un principio, ver qué puede representarse en baja resolución sin que pierda sentido.

Narrador: Jim Campbell.

Jim Campbell: El título de esas obras originales, Iconos Ambiguos, es claramente un oxímoron, ya que los iconos de una pantalla de computadora no tienen sentido en sí mismos, sino que solo apuntan a otras cosas que sí tienen sentido. Por eso, elegí utilizar aproximadamente el mismo número de píxeles que se utiliza en los iconos de una pantalla de computadora para comprobar si el contenido emocional, el contenido poético, podría representarse en una resolución tan baja. 

Narrador: Campbell llevó la idea aún más allá en Reconstrucción #7, expuesta en las inmediaciones. 

Jim Campbell: En Reconstrucción #7 hay un filtro, que es una pieza de resina de dos pulgadas de grosor que contiene pigmentos y tintes puros. 

Y lo que hace el filtro es que sea más reconocible. De alguna manera, si se quiere, simula la distancia. Si uno se alejara caminando unos doscientos pies de la obra roja que tienen aquí, la obra (correr, caerse), ya no podría ver la estructura digital. Y los filtros que tienen estas obras hacen eso mismo. O bien eliminan o eliminan parcialmente la estructura digital, haciendo que la imagen sea más reconocible. Una de las cosas que ocurren—y me llevó un tiempo darme cuenta de esto—cuando uno está viendo una estructura digital es que se convierte en ruido para el cerebro, que está intentando ver la imagen, porque el cerebro se está concentrando en realidad en estas luces rojas titilantes.

Red lights with a silhouette of a figure in black.

Narrador: En Iconos Ambiguos # 5 (Correr, Caerse), Jim Campbell utilizó luces de LED—diodo electroluminiscente—como si fueran píxeles para formar una imagen de baja resolución.

Jim Campbell: Ese era el experimento en un principio, ver qué puede representarse en baja resolución sin que pierda sentido.

Narrador: Jim Campbell.

Jim Campbell: El título de esas obras originales, Iconos Ambiguos, es claramente un oxímoron, ya que los iconos de una pantalla de computadora no tienen sentido en sí mismos, sino que solo apuntan a otras cosas que sí tienen sentido. Por eso, elegí utilizar aproximadamente el mismo número de píxeles que se utiliza en los iconos de una pantalla de computadora para comprobar si el contenido emocional, el contenido poético, podría representarse en una resolución tan baja. 

Narrador: Campbell llevó la idea aún más allá en Reconstrucción #7, expuesta en las inmediaciones. 

Jim Campbell: En Reconstrucción #7 hay un filtro, que es una pieza de resina de dos pulgadas de grosor que contiene pigmentos y tintes puros. 

Y lo que hace el filtro es que sea más reconocible. De alguna manera, si se quiere, simula la distancia. Si uno se alejara caminando unos doscientos pies de la obra roja que tienen aquí, la obra (correr, caerse), ya no podría ver la estructura digital. Y los filtros que tienen estas obras hacen eso mismo. O bien eliminan o eliminan parcialmente la estructura digital, haciendo que la imagen sea más reconocible. Una de las cosas que ocurren—y me llevó un tiempo darme cuenta de esto—cuando uno está viendo una estructura digital es que se convierte en ruido para el cerebro, que está intentando ver la imagen, porque el cerebro se está concentrando en realidad en estas luces rojas titilantes.


Jim Campbell, Ambiguous Icon #5 (Running, Falling), 2000. LED and custom electronics, 22 x 29 in. (55.9 x 73.7 cm). Whitney Museum of American Art, New York; purchase with funds from the Contemporary Painting and Sculpture Committee 2001.128. © Jim Campbell