Chemi Rosado-Seijo


Narrator: Para su aportación a la Bienal, Chemi Rosado-Seijo ha ocupado una galería de la exposición con un aula de la Lower Manhattan Arts Academy. Alumnos del undécimo grado recibirán ahí sus clases, y Jessi Reaves y Sky Hopinka, artistas de la Bienal, expondrán allí parte de su obra. Rosado-Seijo se interesó en crear una suerte de desplazamiento. Al colocar pupitres donde el visitante esperaría ver esculturas y, a la inversa, la artista nos invita a reflexionar acerca de nuestras expectativas en torno a lo que las escuelas y los museos deben ser. Curador Christopher Lew.

Christopher Lew: Chemi ha estado trabajando con la clase y con su maestra Julie Roinos para crear un programa de estudios y un tipo de lección que abarque distintas ideas, no sólo la temática de la Bienal, sino también el propio interés de Chemi de trabajar con diferentes instituciones o de subrayar lo que significa estar en una escuela en contraste con un museo, y la manera en que se comporta la gente en estos espacios diferentes.

Una de las primeras actividades antes de mudarse fue dedicar una clase a analizar lo que constituye un salón de clases y lo que necesitaban, físicamente, para mudar su aula al Museo en el centro de la ciudad. Los estudiantes ayudaron a tomar decisiones acerca de si llevar sólo los escritorios y las sillas o si llevaban afiches y cartelería de su propio trabajo artístico. Se preguntaron qué necesitaban para llevar a cabo su clase, recibir instrucción, y exigir el espacio para ellos.

Desks in a classroom

Chemi Rosado Seijo (b. 1973), installation view of Salón-Sala-Salón (Classroom/Gallery/Classroom), 2017. Educational collaboration with the Lower Manhattan Arts Academy and instructor Julie Roinos. Courtesy Embajada, San Juan. Photograph by Bill Orcutt