Occupy Museums, Student Debt


Kenneth Pietrobono: El diseño central representa a Navient, corporación estadounidense cuyos negocios se concentran en el servicio y cobro de préstamos estudiantiles. En 2010, la deuda estudiantil rebasó la deuda de tarjetas de crédito. Los estudiantes estadounidenses tienen una deuda estudiantil de más de $1 billón. De las diez escuelas más caras en los Estados Unidos, siete son escuelas de arte, y los graduados suelen ganar menos que en cualquier otra profesión.

Muchas personas creen —basadas, sobre todo, en los precios elevados de las obras de arte moderno y contemporáneo de renombrados artistas— que los artistas son personas privilegiadas. Sin embargo, Debtfair reveló que la comunidad artística es vasta y diversa, y contiene todo tipo de realidades económicas. Los elevados costos de la educación y de los niveles de endeudamiento, las altas tasas de interés, los alquileres y el costo de la vida elevados, dificultan en extremo estas realidades, sobre todo para quienes no provienen de familias prósperas.

Las obras de arte en la extrema derecha están sobre un diseño del JP Morgan Chase Bank. Estos artistas tienen una deuda de tarjetas de crédito con el Chase, y algunos están en incumplimiento. Muchos artistas se endeudan con tarjetas de crédito para comprar materiales de arte, para subsistir entre pagos o ventas de obras, y para cubrir emergencias. Estudios recientes revelan que la mayoría de los estadounidenses tienen menos de $1,000 en el banco, lo que provoca una dependencia creciente en tarjetas de crédito. En ocasiones, los artistas se endeudan en momentos de éxito, al arriesgarse a invertir en materiales costosos cuando tienen alguna exposición. Creemos que los museos y centros de arte deben pagar a los artistas y apoyar presupuestos para proyectos a fin de evitar estas trampas de tarjetas de crédito.

Various artworks inside wooden compartments

Occupy Museums (founded 2011), Debtfair, 2017.  Thirty artworks and interactive website, dimensions variable. Courtesy of the artists. Photograph by Bill Orcutt