Jon Kessler


Jon Kessler: En Evolution aparece gente adinerada que puede mitigar el problema al construir diques. La situación aquí es de gente que se encuentra rodeada por agua. El agua les llega a la cintura. Más aún, el agua se crea a partir de una pintura de Bridget Riley que se está filmando en video en tiempo real. En esta situación ha surgido una especie de selección natural y la gente se está adaptando a su medio. Pero, al mismo tiempo, es como si permaneciera inconsciente de su entorno. Los personajes llevan gafas de realidad virtual y no pueden comunicarse entre sí; no están conscientes siquiera.

Narrator: La mujer de la escultura sostiene la maqueta de un edificio diseñado por la difunta arquitecta Zaha Hadid. Es un rascacielos de lujo que se está construyendo en la costa de Miami.

Jon Kessler: Existe una especie de situación extraña en la cual los países con la mayor responsabilidad por el cambio climático son los mismos que construyen edificios en la costa. Y los países que, de alguna manera, no tienen culpa alguna, que no han generado emisiones de carbono en absoluto, son los que, en la práctica, se ven obligados a huir… Por tanto, el nivel de injusticia en el mundo actual es increíble. Con esta pieza, he querido representar o dar énfasis a dicha injusticia.

Jon Kessler (b. 1957), Exodus, 2016. Trunk, wood, aluminum, rubber wheel, found  figurines, iPhone with selfie stick, LCD  screen and motor, 81 x 47 x 66 in. (205.7 x 119.4 x 167.6 cm). Collection of the artist; courtesy Salon 94, New York. Photograph by Bill Orcutt